La ola

Publicado: 7 diciembre 2008 de Diego Cabanillas en Críticas
Etiquetas:,

Y ustedes pensarán… ¿Qué hace usted ahí en un cine viendo una película en alemán? Bien, me lo ha mandado hacer un profesor. ¿Y si ese profesor te manda tirarte a un pozo también te tiras? De esto más o menos va la película. 
La ola es una interesantísima película alemana que incluye esa leyenda despreciable que es la de “Basada en hechos reales”. Da igual, olvidémonos y quedémonos con la película, que ofrece suficientes alicientes como para convertirse en una pequeña película de culto. 

La ola narra lo que ocurre durante uno de esas semanas especiales que hay en el sistema educativo de otros países donde se hacen monográficos sobre un determinado tema. En este caso los alumnos podían elegir entre clases de anarquía o de autocracia con el objetivo final de que los jóvenes comprendieran y valoraran más la suerte que tenían de vivir en un sistema democrático. Muy irónico. 

Las clases de autocracia empiezan y el profesor (antiguo militante izquierdista) trata de hacerse con la clase haciendo un pequeño juego donde cada uno debía comportarse en clase de acuerdo a unas reglas, para que así comprendieran mejor que se siente al vivir dentro de este tipo de sistema político. Poco a poco este experimento al principio inocente se empieza a ir de las manos, los más apartados del mundo son los que más se implican y los alumnos empiezan a dar importancia a la unidad y denigrar a todo aquel que no perteneciese al grupo ideológico que se empezaba a formar. 

Esta es la interesante propuesta argumental de La ola a grandes rasgos, el de presentarnos al ser humano como el ser egoísta y cobarde que en realidad es… La cinta trata de darnos a todos una pequeña lección acerca de lo fácil que es capaz dejarse llevar por el miedo y la ceguera que este provoca, lo fácil que es ver un mundo justo donde solo hay injusticia y lo fácil que es entregar nuestro criterio al de un grupo o a un líder. La película esta narrada y contada con buen oficio aunque algunas cosas puedan resultar algo inexplicables ya que esto acaece en la película durante solo una semana y no se explica demasiado bien el proceso que sufren esos jóvenes para dejarse llevar… 

No obstante es una película que te lleva a la reflexión sobre los temas que trata, y si, puedes salir despreciando un sistema tan inhumano como el dictatorial, sales de alguna manera pensando en esa idea para encontrarte con un mundo que no es el mejor al de esa despreciable clase que se deja llevar por el resto del grupo. Me encontré con ese Madrid de sábado cerca de navidad a media tarde, miles y miles de personas dándose codazos para poder cruzar la calle preciados con el noble objetivo de entrar en unos grandes almacenes, miles de personas llevando a sus hijos a Cortilandia como excursión cultural del día, miles de personas atropellándose entre sí ya que es tradición de todos gastar dinero en navidad. 

Dicen que la democracia es el menos malo de los sistemas conocidos. Ahora bien ¿esto la legitima o deberíamos buscar un modelo que pueda ser mejor o más justo y práctico? Si ya se, no debería quejarme ya que este sistema me permite tener un plato encima de la mesa mientras que en un sistema feudal tenías que luchar por él contra los elementos. Y es difícil ser crítico e incluso poco ético quejarse con el estomago lleno, pero eso también nos impiden ver procesos que de otra forma serían escandalosos. ¿Un mundo feliz? No lo se, pero la película alemana es muy buena.

Trailer:


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s