Children of Men

Publicado: 24 marzo 2009 de Diego Cabanillas en Críticas
Etiquetas:, ,

 

Afortunadamente las grandes películas no suelen recibir el reconocimiento que se merecen. 
Afortunadamente puedes descubrir joyas a otras personas mediante el boca a boca. 
Afortunadamente Children of Men fue un fracaso en taquilla.

Volvemos de nuevo a una Inglaterra postapocalíptica dominada por un gobierno en la sombra que podemos deducir que es fascista. Volvemos a encontrarnos con un antiheroe con más sentido de la justicia y los valores de los que quiere reconocer. Volvemos a encontrarnos con un mundo al borde del abismo después de que las mujeres dejasen de poder concebir hijos 18 años atrás.


Es el año 2027. Los avances científicos resultan anticuados. Modelos tuneados de la primera década del 2000 siguen en servicio como coches nuevos. La gente no sabe como vivir. Una gran depresión invade las calles mientras el gobierno prohibe cualquier derecho a los inmigrantes ilegales. No hay vida, no hay esperanza. Solo hay zombies que algún día fueron humanos. Mientras tanto el terrorismo invade las calles, fuera de los núcleos úrbanos la gente lucha contra un Estado que conspira contra todos. El protagonista trata de ir a lo suyo, reniega de un pasado borrado a golpes. No merece la pena la lucha, solo queda espacio para el vicio hasta que su exmujer le encomienda una misión sin querer, escoltar a una embarazada.


Hay gente que critica la aparente sencillez de esta película. Yo no lo hago, toda la carga política, dramática y argumental la tenemos en imágenes, no en palabras. Si el guión apostase por una mayor complejidad a buen seguro este regalo para el paladar cinéfilo no sería lo mismo. Pero al mismo tiempo es comprensible que el guión quede un poco solapado por la increible fuerza de las imágenes que dominan y se erigen como protagonistas en la película de Cuaron.


El diseño de producción, la dirección, la fotografía y el montaje son de otro planeta. 

Children of Men es un prodigio técnico. Es una cinta dominada por los planos secuencia sin cortes, ensayados hasta el último milímetro para que cada nuevo corte salga perfecto. Estamos hablando de una película con secuencias sin cortes que duran más de cinco minutos, donde se combinan momentos dramáticos con la acción en medio de la guerra, donde se mezclan exteriores con interiores, donde una sola cámara y sin ningún corte te rueda toda una secuencia en el interior de un coche sin croma verde, donde seguimos a los protagonistas en momentos relajados antes de la tensión. El sonido igualmente esta a la altura de este derroche. Desde la primera secuencia, con ese increible plano secuencia desde el interior de un café hasta su posterior explosión desde la calle, nos sentimos sobresaltados por las detonaciones, por los gritos de un mundo herido y por la silenciosa cercanía y lo inquietante del relato pese a que parte de un supuesto de Ciencia Ficción. 

Los actores están más que bien, desde el protagonista Clive Owen que puede llevar el peso de la película hasta la otra mala bestia que responde al nombre de Chiwetel Ejiofor, y con un simpático Michael Caine bordando su papel de “abuelo fumeta”.

Estamos sin lugar a dudas ante una película muy especial. La unión del prodigio técnico con el atractivo argumento basado en una novela de PD James hace que nos encontremos ante un clásico instantaneo de la Ciencia Ficción. Una película que de ninguna manera deja indiferente y que sin lugar a dudas es una de las mejores películas estrenadas en esta década. No demasiada gente la conoce o la ha saboreado, pero nunca es tarde para degustar delicias como esta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s