Master and Commander. The far side of the world

Publicado: 13 mayo 2009 de Diego Cabanillas en Críticas
Etiquetas:, , , , ,

Peter Weir me aburrió la primera vez que vi esta película. Caí en el error, ese mismo error que ha afectado a tanta gente que la ha visto. Master and Commander no es Piratas del Caribe. Es una película de aventuras de corte clásico donde importan más las relaciones entre los personajes que los cañonazos, donde la convivencia de un grupo de marineros prima sobre lo espectacular. Pero es que además, tiene cañonazos y es espectacular.

Esta película se esfuerza en ser realista en cuanto a la marinería de principios del Siglo XIX. Recoge la moral de los marineros y el contexto científico de la época. Lo consigue y lo hace a través de un excelente guión basado en una serie de novelas de Patrick O´Brian, donde las relaciones y pensamientos de los personajes tienen más importancia que el artificio o los aspectos más digeribles para el gran público que puede tener este film.

Russell Crowe interpreta al capitán de la Surprise, navio inglés que durante las guerras napoleóncas persigue al Acheron, buque de guerra francés, hasta las aguas del Oceano Pacífico. Es un tipo honesto y justo, pero obsesionado con ganar su particular batalla con la nave francesa, más moderna, rápida, y con más potencia de fuego que la Surprise. Tenemos también por ahí a mi odiado Paul Bettany (esta casado con Jennifer Connelly), interpretando al médico de la Surprise, aficionado a la fauna y a la botánica, amigo intimo del capitán y que actúa como su confidente y la voz de su conciencia. También es su inseparable compañero a la hora de sentarse en el camarote principal a tocar piezas clásicas de compositores como Boccherini.

Y es que esas piezas clásicas tienen un papel protagonista en la película, dotándola de una maravillosa Banda Sonora que embellece grandes momentos de la película y sirven como transición entre los distintos actos que la componen.

Técnicamente es una cinta portentosa, con una gran fotografía, unos efectos especiales uy conseguidos a base de maquetas que sirven para hacer más realista la acción de la película y trasladar fielmente las batallas navales de principios del Siglo XIX al salón de tu casa. Y habría que destacar los efectos de sonido, probablemente de los mejores que he escuchado en mi equipo de “cine en casa”. Con los cañonazos se escuchan saltar las astillas y caer los trozos de madera, la bodega del barco crujir, y además tenemos ese apartado musical del que acabo de hablar.

Peter Weir dirige como él solo sabe hacer. El director australiano, aunque no se ha prodigado mucho y se toma su tiempo entre película y película es sin lugar a dudas uno de los mejores artesanos detrás de una cámara y aquí lo vuelve a demostrar sobradamente.

La cinta fue un fracaso cuando se estrenó, pero el boca a boca va poniendo a esta película en su sitio, con gente que pide más aventuras de estos personajes y que ahora tienen guardado como un preciado tesoro el DVD. Es una Obra Maestra llena de momentos de indudable calidad. Quizás sea demasiado masculina, contiene cosas con las que solo los hombres nos sentiremos identificados por la importancia que le damos a ciertos valores que se ven entre los protagonistas. Pero claro, hay que tener en cuenta que en aquellos tiempos la presencia femenina a bordo de los barcos de guerra era nula. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s