El lado oscuro del corazón (1992)

Publicado: 18 mayo 2009 de jgomis en General

Me sirve esta opinión sobre la película para homenajear al recientemente fallecido Mario Benedetti, grandísimo escritor uruguayo del que se utilizaron poemas para el guión de esta película…
el lado oscuro del corazon
Corrían los principios de 1990, cuando esta hermosa película argentina del director Eliseo Subiela llegó a nuestro país, la historia de Oliverio(Darío Grandinetti) un poeta que busca a la mujer que vuela, una mujer que le llene iluminando su lado más triste y ensombrecido (propio de un personaje como él, poeta NO resignado a ser un adulto como los demás); en su aventura y búsqueda convive con la Muerte (personificada por Nacha Guevara) quien pareciera estar enamorada de él; así, en su solitaria búsqueda, Oliverio se enamora de una prostituta de Montevideo (respresentada por Sandra Ballesteros) que parece ser esa mujer que busca…

(escenas con poemas de Mario Benedetti):

La película -como habéis visto-está construida desde los textos del ya nombrado Mario Benedetti, Juan Gelman y Oliverio Girondo, intercalados con gusto, haciéndolo un film interesante, intenso y liberador. Además, entre su dramatismo y sentimentalismo aparecen toques de humor que la desahogan; a pesar de ello, en ciertos momentos de la película el personaje de la Muerte es demasiado retórico.

 En el transcurso de la película, la poesía se ve entremezclada con los lugares más espesos de la cotidianeidad artística argentina y uruguaya, siendo la imagen y las metáforas visuales lo que ayudan a comprender la poesía, que se integra perfectamente y sin forzarlo en el guión y en el transcurso del argumento, en un conseguido trabajo del director Eliseo Subiela. A esto ayuda que los tres poetas elegidos no sean solemnes y recargados, sino más bien sean poetas más conversacionales y coloquiales que permiten la existencia de un vínculo más cercano con el público.

el lado oscuro del corazon´

En definitiva me parece una película digna de ver y sobre todo de sentir, ya que es un film que apela muy directamente a los sentimientos, en una apuesta arriesgada del director que, sin ningún pudor, incita al público a llorar, a reír y a emocionarse.

Aquí la primera escena de la película, en ésta se utiliza un poema de Oliverio Girondo:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s