Toy Story 3

Publicado: 26 julio 2010 de Diego Cabanillas en Críticas
Etiquetas:, , , ,

No, Pixar no ha logrado transportarme, sorprenderme y apenas emocionarte. Mucho menos provocarme carcajadas como al resto del cine. No se si estaba por encima o por debajo de la nueva película de la casa del flexo, o si soy bastante escéptico como para dejarme atrapar por esta historia de juguetes. No lo se, porque donde otros ven maravillas y globos de colores yo veo una habitación vacía y gris. Donde unos ven diversión a raudales, yo veo la hora. Donde unos ven emoción, yo sigo viendo una cierta manipulación gratuita con valores universales vendidos desde una tienda de los veinte duros.

¿A qué siempre seremos amigos?

La amistad, el trabajo en equipo, el bien y el mal, la conversión… Obviamente casi todo el cine de animación contiene esas ideas en mayor o menor medida. Ice Age 3 era basura barata acerca de la importancia de la familia. El problema es si estas abierto a abrirte a esa carga moral, si te pasa desapercibida, o si fruto del hastío no te queda otra cosa que analizar los puntos flacos de una película y te salta la alarma a la mínima.

El Rex devorando mi suspensión de credulidad...

Sí, el cine por definición es manipulación, pero como muchos decís la grandeza de una película es que su guión y su ritmo sean lo suficientemente buenos junto con una buena dirección de que no te des cuenta o haga que te entregues sin reservas a la experiencia cinematográfica enganchando al espectador. Aquí nada, tenemos a los juguetes amigos trabajando en equipo para vencer al fascismo y salir de un campo de concentración, apoyándose los unos a los otros y venciendo las grietas que pueden surgir fruto de factores externos. El gran Dios Andy ha decidido separar a Woody de sus antiguos amigos ya que Woody en cierto modo ejerce como cuidador del propio Dios. Eso, tras las desavenencias que los hacen terminar en el campo de concentración marcará en cierto modo las relaciones de los personajes, para finalmente cerrar esas grietas y trabajar en equipo con el fin de vencer al mal y obtener la libertad. Esas grietas se trasladan en las necesidades del personaje de Woody de escapar con el fin de cumplir el propósito que Andy ya había decidido para él frente a sus amigos, condenados al olvido más absoluto.

Al final esa manipulación llega más lejos en ese final que a mí casi me engaña, emotivo como broche final de una historia que desconozco si verá una cuarta parte, pero que no deja de ser un final un tanto fácil para provocar la lagrimita entre el respetable. El Dios Andy abandona el mundo infantil, sus lazos con su niñez y se hace un hombre en el momento que cede a Woody a una niña que lo necesita más que él, y así todos felices se quedan compartiendo la felicidad y ratos de juegos de su nueva dueña, su nueva Diosa…

Ser, o no ser...
No obstante ese final fácil es uno de los mejores momentos junto al prólogo (que dura hasta que termina la canción de la saga). A partir de ahí tenemos esa aburrida parte central que no deja de ser un refrito de las películas anteriores. Un fragmento pesado, aburrido, sin interés, sin nada que rascar, sin nada con lo que disfrutar. Esa habilidad de Pixar de contruir grandes películas con lecturas a varios niveles para goce tanto del niño como del sufrido adulto que lo acompaña (y del niño que lleva dentro si se le trata bien) aquí sin duda se muestra floja, en baja forma. Y lo preocupante es que a corto plazo no siento que la cosa vaya a cambiar en futuros proyectos.

Show me the money!!!!!!

En el caso de Toy Story 3 no he logrado conectar en ningún momento. Me daba igual el destino de los personajes así como de las propias relaciones que se establecen entre sí. Bueno, en realidad hubiera esperado con curiosidad un desenlace fatal en el vertedero que obviamente no iba a llegar. Aparece el Deux Ex Machina en el último momento, recurriendo de nuevo a chistes y situaciones desgastadas de las anteriores películas. ¿He respirado aliviado cuando los he visto salvados? No, y además quedaba el epílogo para conocer cual iba a ser el destino de los aguerridos héroes de esta historia.

De Pixar espero más, porque esta les ha quedado flojita, flojita. Alimenticia y floja en algunos de los fuertes de esta empresa, la originalidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s