Margin Call

Publicado: 16 noviembre 2011 de Miguel de la Asuncion en Críticas
Etiquetas:, , , ,

Margin Call es, ante todo, una película oportunista. Aprovechando las terribles circunstancias económicas que vive el mundo, se nos ofrece un retrato, algo agresivo, de los bancos de inversión, de una de las partes que es productora de la crisis.

He empezado diciendo que es una trama oportunista por el simple hecho de que aprovecha una coyuntura como es el descontento y la desconfianza de la gente hacia un sistema económico para, como se suele decir, hurgar más en la herida. En un momento en el que la confianza del inversor (factor fundamental para crear riqueza) está más baja que nunca, J.C. Chandor decide avivar las llamas de la inquietud en esta crítica constructiva.

No puedo evitar pensar que Chandor se ha inspirado en aquellas páginas de Steinbeck en Las Uvas de la Ira, en las que se decía “El banco, el monstruo necesita obtener beneficios continuamente. No puede esperar, morirá. No, la renta debe pagarse. El monstruo muere cuando deja de crecer. No puede dejar de crecer.[…] El banco es algo más que hombres, créeme. Es el monstruo. Los hombres lo crearon, pero no lo pueden controlar.” Porque ese es el mensaje que se transmite. Los bancos, como entidades, están por encima de cualquier persona. Y solo le interesa su propio beneficio. El mundo, el sistema, las personas… todo eso es secundario.

Pese a no abusar del tecnicismo financiero utilizado, este es necesario para explicar la situación, tanto la real como la de la cinta, pero no deja de ser una explicación abstracta, vaga, que cae en el primigenio error de abarcar mucho y apretar poco, dando un resultado insuficiente.

Y todo esto es, precisamente, por intentar mantener el drama, la unidad narrativa, intentar acercarnos a los personajes. Tal vez habría salido más a cuenta hacer un documental que un drama, pues si bien con el mismo se nos intenta acercar a los personajes y situaciones, quizá para lo que quiere ilustrar el director habría convenido un tono más didáctico.

No obstante, el film también cuenta con algunas virtudes, entre las que es muy destacable la banda sonora, sencillamente magistral, o, como ya hemos dicho, el reparto, que consigue aportar un toque magistral. Especialmente Kevin Spacey está sublime, con esa actitud de hombre fatigado y cansado de su trabajo, de oficinista de hombros encorvados sosteniendo el peso del mundo.

Yo soy de la idea de que para solucionar algo hay que ser constructivo, no destructivo, y aportar novedades en lugar de echar sal en las heridas. Por eso no me sirve Margin Call, ni como entretenimiento ni como reflexión. El oportunismo es otra de las causas que nos ha llevado a estar como estamos, y eso lo debería recordar el señor Chandor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s