Y los monos dominaron la tierra

Publicado: 11 diciembre 2011 de Diego Cabanillas en General
Etiquetas:, , , , , , ,

Título: El Origen del Planeta de los Simios

Director: Rupert Wyatt

Guión: Rick Jaffa, Amanda Silver.

Reparto: Andy Serkis, James Franco, Freida Pinto, John Litghow, Brian Cox

Duración: 110 minutos

Año: 2011

Nacionalidad: EEUU

Género: Ciencia Ficción

De El Origen del Planeta de los Simios pocas personas esperaban algo de interés. Tras la reinvención por parte de Tim Burton en 2001 de la película original, este proyecto era a todas luces arriesgado, por mucha saga que hubiese detrás, recuperarla a estas alturas parecía algo de locos. Director de encargo, presupuesto contenido y otra versión de una película anterior, La Rebelión del Planeta de los Simios. Si a esto añadimos que se trata asimismo una precuela de la original, ya tenemos todos los ejemplos con los que nos aterra Hollywood cada verano.

 Pero curiosamente la película nos ha salido bastante digna, una cinta bastante aceptable dentro de la saga y agradable de ver con un cubo de palomitas. Quizás cuando la experiencia te hace tener prejuicios hacía el estudio que está detrás, que tuvo un momento a mediados de la década pasada en la que solo estrenaba ejemplos de lo peor de lo peor, te hagan enfrentarte a la defensiva ante sus nuevas propuestas. Y aquí han sabido conjugar la diversión con no insultar a la audiencia, algo que últimamente está muy de moda.

 La película gira en torno a Cesar, un chimpancé nacido de una madre que había sido tratada como conejillo de indias con una nueva medicina para vencer al Alzheimer. Este compuesto, parecía que además de curar el Alzheimer mediante neurogénesis, mejora la inteligencia y la creatividad del tratado, y en su caso las capacidades de la madre pasaron a Cesar.

 Cesar es criado por el padre de la vacuna en su casa. Al poco va viendo que el progreso del simio va siendo mayor que el de cualquier humano a su edad. Todo va bien, hasta que la lealtad del mono hacía su familia de acogida, hace que este tenga que ser encerrado en una especie de reserva. A partir de aquí, más allá de la Ciencia Ficción, tenemos un drama carcelario en el que Cesar se conciencia de la situación precaria en la que se encuentran sus semejantes y poco a poco va buscando formas de ganarse al grupo con el fin de rebelarse contra sus carceleros maltratadores.

 Pero una cosa es interesante, Cesar se va desencantando de su vida como “humano”, es consciente de ser una aberración de la naturaleza y de su posición de líder como inteligencia natural.

 La película presenta varias cosas curiosas, y es que el director, Rupert Wyatt parece sentirse mucho más a gusto rodando las aventuras de los monos digitales que rodando escenas con humanos. La importancia de los humanos aquí es poca o nula. Se echa de menos que para padre de la criatura no hubieran cogido a alguien con más carisma y que presentase una mayor presencia que James Franco. Creo que la figura paterna es importante para explicarnos a Cesar, pero en ningún momento vemos tampoco un padre, Franco se queda muy corto a la hora de reflejar esa figura que debería haber sido mejor desarrollada. Su mujer en la película, Freida Pinto, es tan solo un florero. No tiene cabida en la historia, solo es una chica guapa para que veamos que el padre tiene pareja. El que mejor lo hace es el abuelo de la aberración, interpretado por John Lithgow que sufre Alzheimer. Otros buenos actores como Brian Cox están a todas luces desaprovechados, parece más interesado en el cheque que en hacer un papel más o menos interesante. Bien es cierto que el guión en su parte humana es de lo más anodino y tópico, pero todo se ve compensado por los monos.

 Mención aparte merecen los efectos especiales de la neozelandesa Weta Digital. Sí, siguen pareciendo en algún caso poco reales, pero son muy efectivos al servicio de la película, como deben ser. Cesar es un personaje digital, pero interpretado de forma excelente por Andy Serkis que transmite al personaje todos sus gestos y movimientos como ya hiciera con otros personajes como King Kong, Gollum o más recientemente al Capitán Haddock en Tintín. La verdad es que tal y como avanza la tecnología, parecería injusto no reconocer a Serkis ya que con diferencia hace la mejor interpretación de la película. No sólo por sus movimientos simiescos, de los que es experto, sino también dando vida a los sentimientos de Cesar e interpretando las frustraciones del mono. Y además si tenemos en cuenta de que las partes de los monos son de lejos lo más interesante de la película y las escenas mejor retratadas, más merito si cabe tiene Serkis como eje de la película.

 En fin, si tenían prejuicios contra esta película, tal y como es no merece que se los tengamos. Merece una oportunidad, ya que aunque sea un Blockbuster, este al menos trata al espectador como ser racional, no se le toma por estúpido ni las licencias son demasiado escandalosas en favor de tener una escena de acción cada cinco minutos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s