Snyder no ulula lo suficiente

Publicado: 13 enero 2012 de Álvaro Casanova en General

  • Título: Ga’Hoole: la leyenda de los guardianes
  • Director: Zack Snyder
  • Intérpretes: –
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2010
  • Género: Animación
  • Duración: 93 min
  • Guión: John Orloff, John Collee (Novela: Kathryn Lasky)
  • Música: David Hirschfelder
  • Calificación: 6/10

Zack Snyder es como un mago, como uno de los buenos. Nos confunde, nos seduce y nos aturulla con la calidad visual de un film cuya imagen nos sorprende desde la primera escena, y, cuando nos queremos dar cuenta, están saliendo los títulos de crédito. Una vez apagado el destello de la fotografía, somos capaces de preguntarnos ¿Dónde queda la historia? Y la respuesta será que, probablemente, en otra cinta. *

Porque Ga’Hoole no posee, en absoluto, un buen guión. De hecho, en este apartado, puede que sea una de las peores películas en la historia de la animación. A grandes rasgos, presenta a una familia de lechuzas liderada por Noctus, fiel creyente de que existen unas lechuzas guardianes de Ga’Hoole, como así se lo traslada a sus hijos Soren y Kludd. Un día, ambas lechuzas se pierden, siendo secuestrados y trasladados hacia el hogar del emperador Pico de Metal. La historia va evolucionando en medio de tópicos y circunstancias que rozan lo surrealista, no mejorando en absoluto lo que en principio ya era pésimo.

Sin embargo, Snyder es el maestro de lo visual. Pese a que algunos le critican por una presunta artificiosidad, lo cierto es que vuelve a salvar una película cuya razón de ser no estaba muy clara. Ya lo logró en 300, partiendo de un cómic ciertamente pobre, y lo ha vuelto a lograr con Ga’Hoole, cuyo libro era desconocido antes de que el director estadounidense se hiciera cargo de la película. Así, con su cámara superlenta y su repertorio de técnicas visuales, logra que por los ojos del espectador fluya un torrente de imágenes maravillosas, con modelados que parecerían imposibles hasta para esos gurús de la animación llamados Pixar, con unos paisajes que quitan el hipo, y con una gestualidad que ni los ordenadores de la NASA podrían conseguir.

Pero como no todo entra por los ojos, Snyder también ha tenido en consideración al órgano auditivo. En esta ocasión, desgraciadamente, no hay ni rastro de la maravillosa música ochentera que nos maravió en Watchmen, pero aun así la banda sonora de Ga’Hoole es más que notable, destacando el tema To the fly, que discurre durante los primeros instantes de la obra. Hirschfield ha logrado componer un conjunto lírico que a buen seguro permanecerá en la memoria de todos los fans de la animación.

Así pues, Ga’Hoole no acabará de seducir a los que buscan poesía para sus sentidos, y aburrirá hasta el extremo a aquellos que primariamente se rigen por su cerebro. En cualquiera de los casos, hay que reconocer a Zack Snyder como un director con personalidad, que con pocas películas ha construido un estilo propio, que saca el máximo partido a lo que tiene, que no se amilana ante las críticas. Solo por ello, merece un sincero aplauso. Y no nos olvidemos de su próxima parada: el reinicio de Superman. Lo que nos espera ahí puede ser muy grande. Fans de la acción, estén preparados.

*Prólogo escrito por Miguel de la Asunción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s