La Academia de Hollywood

Publicado: 27 febrero 2012 de Diego Cabanillas en General

Los Oscars… Ese evento lleno de lo que algunos llaman “glamour”, perfecto adjetivo para definir la caricaturización de la elegancia. Otros términos, igualmente triviales y alejado de todo lo que un buen comentarista sobre cine o moda debe usar, se asocian a este tipo de espectáculos. Y es que todo se reduce a “glamouroso” o “fashion”.

En definitiva, esta entrega de premios se presta a ello. Resulta difícil soportar la alfombra roja sin ningún atisbo crítico, mientras te presentan un enorme desfile de moda creada por misóginos en su mayoría portados por las estrellas de la noche. Estrellas que en su mayoría no tienen absolutamente nada debajo. Jennifer López, Cameron Díaz o Sandra Bullock quedan absolutamente masacradas en cuanto ves aparecer a señoras de la talla de Gwyneth Paltrow, que si saben lo que es llevar un traje y la elegancia. Porque ir elegante no es llevar un traje elegante, es saber llevarlo, es abrir la boca y decir cosas coherentes, sensatas, inteligentes. Mientras que las otras también tienen su minuto de gloria para demostrar lo que son, nada.

Esa alfombra roja es un evento publicitario, la escusa para el mismo es lo que se celebra en el interior, la entrega de premios de cine más prestigiosa de este mundo. La entrega de premios de la Academia de Hollywood, la entrega de los premios del cine que vemos y conocemos en su mayoría. Seamos claros, lo que pase en los Goya poco nos importa, porque el cine norteamericano por malo que sea, nos enamora, nos llama infinitamente más la atención, nos sentimos más identificados con sus historias que con las nuestras, conocemos más a Tom Hanks que a cualquiera de los actores que tenemos por aquí.

Pero tampoco creo que la Academia de Hollywood este a la altura de las circunstancias. Los últimos años sus galas se pueden dividir entre malas o casposas. Excepto el año de Hugh Jackman, el resto de años ha resultado un evento un tanto insoportable. Y después está la dicotomía entre dar valor a lo que aquí se premia con respecto a las películas que a ti durante el año te han parecido más interesantes.

Este ha sido uno de esos años en que la quiniela era muy fácil de hacer. The Artist era la obra elegida, la que había ganado en los certámenes de antesala a los Oscars, la que se llevó los premios de los distintos gremios que hay alrededor de Hollywood. No puedo opinar ya que todavía no he encontrado las ganas de verla, pero sí diré que quizás esta cascada de premios importantes tienen el vicio de tantas películas que se han premiado desde los años 90. Tenemos el factor Weinstein, el señor Harvey Weinstein es un comprador de Oscars nato. Coge una película y es raro que no la coloque en lo más alto. En este caso tenía varias candidatas para hacerlo. Lo intentó con el biopic “The Iron Lady” pensando que si el año pasado ganó con su biopic de “El Discurso del Rey”, este año no podía ser muy diferente. Pero se comenta que la película, más allá del trabajo de Meryl Streep es bastante mediocre… Por lo tanto ahí solo podía tirar de Meryl Streep hasta que la ha conseguido su tercer Oscar. ¿Se lo merece? Todo es tan subjetivo…

Pero también consiguió los derechos de distribución de una película francesa, en blanco y negro y muda, que dicen que funciona bastante bien, que es muy bonita y tiene el factor nostalgia. Esa nostalgia falaz y pordiosera. Weinstein ya lo tenía, podía trabajarse a la Academia como lo ha hecho hasta ahora, desde que era el jefe de Miramax. Compra de votos, votos y más votos, proyecciones en residencia de Académicos que no tienen donde caerse muertos, que son viejos y tienen voto. Fiestas privadas, publicidad, presiones… Y ¡voilá!, conseguimos que un director en principio bastante desconocido tenga el mismo número de Oscars que Martin Scorsese, y uno más que muchos genios. Puede que con respecto a la competencia lo merezca, aunque tengo motivos para dudar viendo el trabajo de Malick en “The Tree of life”. Conseguimos mejor actor, cantadísimo también, y teniendo esos dos premios mayores, el de mejor película es más que seguro. “The Artist” ha salido triunfadora. Quizás no es la mejor película, quizás no es la que más haya gustado, pero es una película de Oscar. Y ser una película de Oscar no es que sea la mejor, sino la más adaptada para llevarse los favores de una academia conservadora.

Muchos sabemos que nuestras películas predilectas, probablemente no coincidan con el gusto de la Academia. Hay películas infinitamente más interesantes que las que son nominadas, este año además el perfil era bastante bajo, el interés pequeño, porque siempre se cuela alguna de esas películas para todos los públicos que dan juego, o películas también comerciales y además inspiradas.

Pero seamos serios, es difícil que hasta el propio Weinstein le consiga un Oscar a Tarantino, por ejemplo, en su labor como director. Es difícil que premien a Fincher y otros grandes. Es fácil que llegue James Cameron y pueda estar nominado por algo como Avatar, es fácil que esté nominado el director del último grito del cine indie que parece muy concienciado y no tiene nada que contar. Es fácil que premien a alguien bueno como compensación por no haberle premiado en otro momento donde más se lo merecía. Es fácil que cada dos años lleguen una serie de hombres que fueron nominados y fueron competitivos en premios anteriores. Pero es difícil ver las películas que te han parecido muy por encima de la media “Oscar” lleguen a ser premiadas salvo puntuales excepciones, al igual que sus directores.

Este año por ejemplo, que ha sido bastante mediocre, para que engañarnos, me ha gustado “Drive”, “Los Idus de Marzo” o alguna otra. Tampoco defiendo que sean películas para llevarse los premios que creemos escogen lo mejor de lo mejor, aunque sea una falsedad. Los Oscar no eligen lo mejor de lo mejor, tampoco debemos pensar que si se premian, algo hay. En muchas ocasiones hay poco donde rascar… Yo si tengo que elegir por varios parámetros una película cogería The Tree of Life como la mejor que he visto este año a niveles más allá de que me guste más o menos. Pero no es una película para estos premios, unos premios que dan prestigio, dan dinero, y la industria estadounidense se da palmaditas en la espalda por lo bien que hacen las películas cuando no ven que llevan viciados bastantes años, y que necesitan volver a arriesgar y producir un mayor número de cosillas interesantes. Porque una cosa esta clara, algunos caraduras saben ya las trampas de todo esto y crean películas en base a un “Standard Oscar”. No es que sean buenas, pero a los académicos les vuelve loco.

Lo que está claro es que los premios grandes son bastante subjetivos. En los premios técnicos quizás los profesionales saben elegir con una mayor objetividad los mejores trabajos, pero el trabajo de un director por ejemplo es tan amplio que decir que alguien es mejor director que otro es bastante subjetivo y queda en la opinión personal. No digamos ya el premio a mejor película.

 

Este artículo refleja la opinión de su autor y no necesariamente la de La Lente Cóncava.

comentarios
  1. alvarocasanova dice:

    ¿Pero la policía sabía que los de asuntos internos les estaban tendiendo una trampa?

    Demos más importancia a lo que sucede en la pantalla, y no detrás de las cámaras. Por mí como si Weinstein ha conspirado con el KGB y los masones para conseguir el Oscar, mientras The Artist sea un peliculón y haya hecho a mucha gente salir del cine con una sonrisa.

    • dcabanillas dice:

      Si en cierto modo me da igual. Hombre, hay que poner estos premios en el sitio que merecen. No son representativos de nada porque como digo todo es subjetivo y está sujeto a las leyes del mercado. No dudo que The Artist sea una película un tanto estimable, pero mira… siendo francesa (un contra muy tocho), en B/N y muda, ha llegado hasta donde ha llegado gracias a la gran campaña de Harvey Weinstein, que salvo en guión, se ha llevado los principales galardones.

      El año que viene vendrá con más. Vendrá con Tarantino, pero claro, esa es difícil de colocar, y ya estará detrás de algún proyecto por ahí… por ejemplo… este…

      http://www.imdb.com/title/tt1045658/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s