• Año: 2005
  • País: Estados Unidos.
  • Duración: 164 minutos.
  • Director: Steven Spielberg
  • Reparto: Eric Bana; Daniel Craig; Ciaran Hinds; Mathieu Kassovitz; Hanns Zischler; Geoffrey Rush.
  • Género: Thriller. Drama. Intriga.
  • Puntuación: 8/10

Uno tiene cierta edad. Si me preguntarais por el primer acontecimiento histórico que recuerdo, podría hablaros de la caída de la Unión Soviética; no recuerdo la caída del muro de Berlín, ni el discurso de Gorbachov; ni a Yeltsin encima de un tanque; pero recuerdo un anuncio. El anuncio era de una colección de sellos: la bandera de la URSS se plegaba y se izaba la de Rusia, mientras los sellos cambiaban. Así que si alguien me preguntase el primer recuerdo de un acontecimiento histórico del que fui plenamente consciente ese seria: las Olimpiadas de Barcelona 92.

La película empieza ahí, veinte años antes de que yo viese a Fermín Cacho ganar una medalla de oro; en Munich en 1972. Haciéndose  pasar por atletas un grupo terrorista llamado “Septiembre Negro” se infiltro en la villa olímpica para secuestrar a los once  atletas israelíes. Pidieron la liberación de 250 palestinos encarcelados en Israel. La operación de rescate fue un fracaso. Las fuerzas especiales alemanas no pudieron eliminar rápidamente a todos los terroristas y algunos lanzaron granadas de mano sobre los deportistas, que esperaban atados en el interior de un helicóptero en el aeropuerto de Munich. Todos, atletas y terroristas murieron.

“Munich” está basada en un polémico libro, “Vengeance: The true history of an Israeli counter-terrorist team”, escrito en 1984 por un periodista canadiense en colaboración con un ex agente del Mossad llamado Yuval Aviv. Aunque varios ex miembros del Mossad y expertos en los servicios israelíes sostienen que Aviv es un impostor.

La película arranca con el propio atentado; usando magníficamente ciertos fotogramas con muchas imágenes reales. Así, todo avanza hasta el verdadero inicio de la trama: cuando Israel prepara su venganza. La por entonces  primera ministra, Golda Meir, formó una comisión secreta dentro del Gobierno israelí;  su primera decisión fue ordenar al Mossad la eliminación de todos aquellos que habían participado en la planificación y ejecución del secuestro.

Parte de los integrantes de "La Ira de Dios"

Y en este punto es donde se desarrolla la película, en el comando del Mossad encargado de eliminar a once objetivos claves. No parece que ninguno de los integrantes tuviese dudas morales o políticas a cerca de lo correcto de sus acciones. De hecho, saben que es por el bien de su patria. Lo que si muestra es que esta operación distó mucho de ser un completo éxito; incidiendo de manera negativa en el mismo Mossad, más centrado en acabar con objetivo concretos, perdieron la visión global, que era mucho más aterradora que el propio “Septiembre Negro”.

Los actores están completamente sublimes mostrándonos personajes muy profundos y trabajados, que se ensamblan perfectamente cuando aparecen en pantalla: Eric Bana y Ciaran Hinds, se alejan de los personajes que interpretaban por entonces: Héctor en “Troya” y Julio César en “Roma” Daniel Craig, demuestra su polivalencia y Geoffrey Rush borda el oscuro papel de” hombre en la sombra”. Como muestra de esa perfecta simbiosis esta la escena en que tienen que abortar uno de los atentados porque la hija de la victima está en peligro.

Spielberg trata el conflicto Palestino-Israeli, desde una perspectiva nueva: las actuaciones de represalia del Mossad, el servicio secreto israelí. Incidiendo en la idea de acción-reacción que provoca el uso de la violencia. De este modo, abre varios temas para la reflexión pues presenta a los propios terroristas como seres humanos y luego cuestiona el propio valor de las represalias. Algo que no ha terminado de convencer ni  en Estados Unidos ni en Israel.

Personalmente las Olimpiadas me encantan; es desde la antigüedad, el evento mundial que mejor representa la paz entre los pueblos (los griegos paraban la guerra para asistir a los juegos olímpicos). Y que se viesen interrumpidos de esa manera tan atroz, me parece deleznable. En 1972, Alemania quería presentarse de nuevo al mundo y la muerte de nuevo de judíos en su país fue un duro golpe. El terrorismo obtuvo una nueva dimensión más internacional y nada volvió a ser como antes. No puedo posicionarme cuando se habla del uso de la violencia, es más, debo decir que esta película me ha dejado muy impresionado y con más dudas que respuestas; así que puede que Spielberg haya conseguido su propósito contigo: que reflexione y vea ambos lados de la moneda.

comentarios
  1. dcabanillas dice:

    Enorme película. Y después hizo Indy IV

  2. dcabanillas dice:

    Corrige “encantas” en el último párrafo.

  3. alvarocasanova dice:

    A ver si la vuelvo a ver, recuerdo que en su época se me hizo un pelín plana.

  4. dcabanillas dice:

    Casanova, estás nominado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s