No todo son coches

Publicado: 20 marzo 2012 de Álvaro Casanova en General
Etiquetas:, , , , , , , , ,

  • Título: Drive
  • Director: Nicolas Winding Refn
  • Intérpretes: Ryan Gosling, Carey Mulligan, Bryan Cranston, Albert Brooks, Ron Perlman, Oscar Isaac
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2011
  • Género: Drama / Thriller / Cine negro
  • Duración: 110 min
  • Guión: Hossein Amini (Novela: James Sallis)
  • Música: Cliff Martínez
  • Calificación: 8,5/10

Si uno se fija en el cartel de Drive, normalmente pensará que está ante una nueva película donde una serie de personajes con gafas de sol y ropas horteras se montan en automóviles tuneados para echar carreras ilegales. No en vano, la productora ha recibido alguna que otra denuncia en Estados Unidos por supuesta publicidad engañosa, ya que según los demandantes pretendía dar la imagen de que Drive es un producto similar a pseudo-películas como las de la saga A todo gas.

Afortunadamente, no hay nada más lejos de la realidad. Drive narra la historia de un joven conductor (del que no se nos ofrece su nombre en toda la obra, por lo que le denominaremos Conductor) dedicado oficialmente a reparar coches en el taller de Shannon y a participar esporádicamente como doble en diversas películas. Sin embargo, más allá de estos trabajos, Conductor también participa en robos y atracos, donde desempeña el papel que mejor sabe hacer: conducir a toda pastilla para poner a los delincuentes fuera del radar de la policía. Un día, Conductor conoce a Irene, una joven madre cuyo marido tardará pocos días en salir de prisión. Con él vendrán numerosos problemas que cambiarán por completo la vida del protagonista.

Lo poco novedoso de su argumento seguramente eche para atrás a más de un espectador, pero lo cierto es que la trama de Drive va madurando hasta alcanzar un tinte muy distinto al que dejaban entrever sus primeros minutos. Además, toda la película está rodeada de un tufillo retro que seguramente encandilará a aquellos enamorados de las películas ochenteras. Es realmente apreciable como un director casi desconocido como Winding Refn ha dotado a su obra de alma propia, haciendo que pese a las numerosas influencias que la película recibe, Drive sea casi única en su especie.

Bajo un reparto con nombres apenas conocidos para la mayoría del público, se esconde un relato humano que pocas películas de estos últimos años han conseguido alcanzar. Gosling y Mulligan están más que correctos en sus papeles, pero el plantel de secundarios roza por momentos la perfección. No en vano, Albert Brooks tiene muchas papeletas para conseguir el Globo de Oro e incluso el Oscar en su categoría.

Así pues, es de obligada tarea para todo cinéfilo que se precie como tal el visionar esta sorpresa del año que se nos acaba de terminar. Y podemos adelantar que no será la única vez que la vea, porque Drive posee todos los ingredientes para convertirse en una de esas películas que lleva por etiqueta el vocablo “de culto”, otorgándola un sello de calidad incuestionable y mandándola a formar parte de la historia del séptimo arte.

comentarios
  1. Reina Méndez dice:

    No puedo estar más de acuerdo con el hecho de que Drive será una película de culto, pese a que el final te deja en vilo, tiene muchos elementos impactantes, tanto la trama, como las escenas de acción, como ese aire retro de los años cincuenta, especialmente auspiciado por la cafetería donde se reunen los matones de la película, por ese motel de mala muerte, en el que hay una escena que se puede calificar perfectamente de visceral y gore a la vez.

    Es y será considerada una obra maestra: cuando la ví por primera vez en el Kinépolis, no pude evitar comentarle a mi espectador compañero que Drive sería considerada una película de culto, como lo es Reservoir Dogs, no solo por la temática, sino por el magnífico trabajo que hizo el director de fotografía de la película, con esos planos tan trabajados por la incidencia de la luz en los personajes, muy logrados, desde luego.

    Es muy recomendable ver esta película porque se esconde un lenguaje visual muy poético que solo se percibe de una forma sutil, pero que a cualquier buen observador no se le escapa… Ahí va una pista: la chaqueta de Ryan Gosling con ese escopión dorado y la fábula del escorpión y la rana están muy relacionadas con una de las escenas finales de la película y ya no digo más que si no, la cuento entera.

    Me ha encantado este artículo, five stars! =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s