Título: The Departed

Director: Martin Scorsese

Reparto: Matt Damon, Leonardo Di Caprio, Jack Nicholson, Vera Farmiga, Martin Sheen, Alec Baldwin, Mark Wahlberg, Ray Winstone

Guión: William Monaham

País: EEUU

Año: 2006

Género: Thriller

La Academía le debía a Martin Scorsese uno o dos Oscars. Lo hizo muy bien durante más de una década, hizo Taxi Driver, Toro Salvaje, Uno de los nuestros. Son cintas perfectamente oscarizables, donde también sobresalía el nombre del director que había detrás. Scorsese formaba parte de ese grupito de nuevos realizadores estadounidenses  que en los años setenta iniciaron una especie de regeneración. Scorsese, Lucas, Coppola, Spielberg y De Palma son algunos de ellos, amigos la mayoría de ellos.

Uno de los directores más míticos, un tipo que ha encandilado con varias de sus películas y que es seguido especialmente por la cinefilia más experta, y sobretodo un director al que la Academia le negaba el premio… Pero esa noche en el Kodak Theatre, cuando corría el año 2007 llegó el momento. Sus amigos Steven Spielberg, George Lucas y Francis Ford Coppola estaban en el escenario, preparados para leer el ganador al Oscar a Mejor Director de ese año. Viendo quienes subieron a dar el premio, era ya demasiado obvio quien sería el agraciado. Martin Scorsese por The Departed

The Departed ha sido una película bastante discutida. Es la versión estadounidense de la cinta oriental “Infernal Affairs”. Tiene varios elementos propios del cine de Scorsese, como es esa tendencia a la exageración, a cierta sobreactuación, el punto de vista desde el que se retrata la mafia… Muchos aspectos le son propios, sabemos quien está detrás de la cámara, no hay duda.

Por otro lado es otra película más de Boston, que casí podría decirse que es un género en sí mismo. ¿Cuantas películas hay donde se retrata a la mafia de Boston, a los barrios deprimidos, su delincuencia, su problemática social y esa eterna consideración de la ascendencia de cada uno?

Es una película que me gusta, tiene energía y mala baba. Es efectiva, bastante entretenida (otras cintas del director me parecieron grandes somníferos), tiene mala baba, situaciones interesantes, personajes pintorescos y después esa pequeña historia detrás de dos capullos, uno infiltrado en la mafia por parte de la Policía de Boston y otro en la Policía de Boston, por parte de la mafia. Nada que no haya sido contado, pero desde el estilo algo irónico y de patetismo que usa Scorsese en algunas de sus escenas, resulta una película bastante ágil que no aburre en ningún momento.

Ahora bien… ¿Le damos o no le damos el Oscar? Desde luego, no es la cinta donde Martin Scorsese haya estado más acertado en su trabajo como director. Lo ha hecho mejor en anteriores ocasiones. Sin duda, la película lleva su firma en varias de sus características. Personajes hechos en el exceso y la sobreactuación, la forma de mover la cámara, el montaje… Es una película muy suya, pero no es la mejor que ha hecho, aunque probablemente sea la que menos me importa ver. Tampoco es que Scorsese haya necesitado el Oscar para ser una leyenda viva del cine. Ninguno de los grandes es probable que lo necesite. Ron Howard tiene su Oscar, ultimamente algunos primerizos también… osea tampoco es un premio que esté a la altura de su genio. Puede pasar sin haber ganado el Oscar, que por su producción y por su filmografía estará por delante de otros muchos que si lo han hecho.

En fin, tenemos un reparto lleno de caras guapas y conocidas donde vemos a Matt Damon haciendo de capullo. Es un actor que cae bien, parece cercano y ha hecho algunos papeles que te identifican con tu amor por este séptimo arte como el gran Bourne. No os riáis, son como un reloj suizo las dos últimas películas. Un tipo que cuida su carrera, y que aquí de forma solvente nos interpreta a un cobarde capullo de alhelí.

Tenemos a Leonardo Di Caprio. Sí, ese que generó tantos odios como niñato mojabragas y que es uno de esos tipos que sabían que su carrera duraría tres películas más a partir de Titanic. ¿Qué hizo? Ponerse a trabajar igualmente con los grandes. Scorsese varias veces, Spielberg, Clint Eastwood, ahora Tarantino… y esto… Nolan. Aquí le tenemos interpretando casi dos papeles, como niño mimado y como tío duro criado en lo más profundo de Boston. Mostrándonos sus miedos, sus problemas para con la acción que está obligado a realizar como infiltrado en la mafia… Muy bien.

Marky Mark cuenta con un papel caramelo. Un secundario que sale por la puerta grande y que sale bien parado aunque sea interpretado por este curioso caso del hombre inexpresivo. Cuando ha trabajado con alguien importante como Scorsese o el enorme James Gray, sus actuaciones han sido respetables. Leñe, hasta ha trabajado con el puto amo, Paul Thomas Anderson cuando todavía vendía calzoncillos. Pues nada, aquí interpreta a un sargento chulito, arrogante, que se rie de tí en tu cara y sale muy bien parado. Fue candidato al Oscar, y es un tipo que en las entrevistas demuestra ser un tipo inteligente, más allá de toda la porquería que suele hacer.

Jack Nicholson de nuevo hace del exceso y la sobreactuación un arte. Uno de esos actores necesarios en cualquier película de Scorsese. Hace de malo maloso, más salido que la pata de una mesa, un poco cabroncete, vendido… Le gusta el dinero y ser un capullo. Él simplemente es así.

Tenemos a Martin Sheen que pasaba por ahí para hacer de jefazo en la policía, comido con patatas por el personaje de Mark Wahlberg, también pasaba por ahí Alec Baldwin, al que le ha ido bastante bien como secundario en estas películas y que era el mejor con diferencia de los hermanos (para mí hizo al mejor Jack Ryan que hemos visto en el cine). Está también Ray Winstone que a finales de la década pasada tuvo sus papeles en varias películas de renombre, como Indiana Jones IV… Vera Farmiga, que está muy bien la mujer cuando quiere actuar… En fin, el reparto es bastante bueno a todos los niveles, está hasta el dueño de la bolera de Fringe.

Y la película va muy bien, la verdad. Su música pegadiza, ese final poco complaciente y arriesgado para los gustos occidentales, frases lapidarias… Es un excelente blockbuster. De factura y con guión de William Monaham que también se llevo el Oscar como mejor guión adaptado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s