El apocalipsis, con mate, es menos serio.

Publicado: 20 julio 2012 de Miguel de la Asuncion en General
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Titulo: Fase 7

Director: Nicolás Goldbart

Intérpretes: Daniel Hendler, Jazmín Stuart, Federico Luppi, Yayo Gurdi, Abian Vainstein, Carlos Bermejo

Nacionalidad: Argentina

Año de Producción: 2011

Guión: Nicolas Goldbart

Música: Guillermo Guareschi

Duración: 95 minutos.    

Valoración: 7/10

Muchos autores clásicos han reflexionado sobre la guerra tal y como la conocemos hasta ahora. A mi me gusta mucho esa frase de Albert Camus que dice “Para la mayoría de los hombres la guerra es el fin de la soledad. Para mí es la soledad infinita” Podríamos decir que esta película, un fantástico trabajo de Nicolás Goldbart, explora esta sentencia, con una crítica muy velada a todo el mundo moderno.

Para ello, se nos pone en la piel de Coco (Daniel Hendler) y Pipi (Jazmín Stuart) una pareja de despreocupados treintañeros recién mudados a su nueva casa. Un día, al volver de hacer la compra, descubren que se ha detectado una pandemia. La OMS está aplicando cuarentenas para controlar la expansión, con toda la parafernalia (Plástico para proteger los hogares, trajes protectores de cuerpo entero, ya imaginan) y su edificio resulta aislado. Coco y Pipí quedan, pues, hasta nuevo aviso, con lo que tienen atrapados junto a sus vecinos: el misterioso Horacio (Yayo Gurdi) el solitario Zanutto (Federico Luppi) y un par de familias, de las que solo conocemos a los patriarcas (Carlos Bermejo y Abian Vanstein)

A medida que pasa el tiempo, escasean los viveres, aumentan los nervios y comienza a surgir la faceta oscura del hombre por su supervivencia. Alianzas, planes conspiratorios, traiciones y sorpresas están a la orden del día. Cada uno debe proteger el contenido de su despensa y tratar de mantener vivos a los suyos. Coco tendrá que aprender sobre la marcha a tomar responsabilidades, y a saber en quien puede confiar. Los acontecimientos le llevaran a aliarse con el paranoico Horacio, un vecino que esconde muchos ases en la manga. Pero no es el único.

Con todo este cóctel de elementos, Goldbart nos ofrece un film que mezcla la comedia negra con el cine de acción, que contiene una gran cantidad de guiños a películas más clásicas del género como La Comunidad, de Alex de la Iglesia. Su fuerza radica en sus personajes, especialmente en el trío protagonista (Daniel Hendler, Yayo Gurdi y un Federico Luppi en un registro inesperado, mezcla de El Castigador y el cazador Van Pelt, pero realizado de forma sublime) que tiene una química en pantalla que mantendrá al espectador en vilo en todo momento.

Y ahí destaca su otra gran virtud; sin ser una película excesivamente creíble, pues encuentra su ritmo en la exageración y la irracionalidad, mantiene un tono realista y cotidiano que, por decirlo así, es como si el realismo mágico se tomara a coña y se llevase al cine. Resulta altamente entretenido. No en vano ganó el premio al mejor guión en el Festival de Sitges en 2010.

Como contrapunto negativo, podemos hablar especialmente del final, pues en una cinta que tiene la reinvención como virtud, finaliza con la solución más fácil, más esperada y que ya hemos visto tantas veces que nos parece tan parte de la película como los títulos de crédito. Sin embargo, esos últimos cinco minutos, aunque la empañan un poco, no llegan a desmerecer los 90 restantes de un largometraje diferente, bien realizado y con voz propia.

El comienzo de la mejor escena del film

comentarios
  1. Epo dice:

    Peliculón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s