“Y Roldán cogió su Fúsil (y su cuchillo)” IV: Malditos Bastardos

Publicado: 4 octubre 2012 de Juan Pablo Roldán en General

Malditos Bastardos.

  • Año: 2009
  • Título Original: Inglourious Basterds (Inglorious Bastards)
  • País: Estados Unidos.
  • Duración: 153 minutos.
  • Director: Quentin Tarantino.
  • Reparto:  Brad Pitt, Christoph Waltz, Mélanie Laurent, Diane Kruger, Michael Fassbender, Daniel Brühl, Eli Roth, Til Schweiger, , B. J. Novak, August Diehl, Mike Myers.
  • Género: Bélico. Acción. Aventuras. Comedia / Segunda Guerra Mundial.
  • Puntuación: 9 /10

“Erase una vez… en la Francia ocupada por los Nazis” Cuando aparece esta primera frase en la pantalla, ya no pude apartar la vista de la pantalla. No puedo, ni quiero engañar a nadie, así que diré que se trata de una película de uno de mis directores favoritos, y el planteamiento inicial me pareció brillante. Pero no vale, con una buena impresión inicial; no seria la primera vez que una película te acaba decepcionando, a pesar de las buenas sensaciones que te produce antes de verla. Este no ha sido el caso.

Nadie puede negar que Tarantino tiene muchos padres cinematográficos, y en todas sus películas vemos ese eclecticismo que tanto le caracteriza. Se ha hablado mucho a cerca de los planos, las escenas, los personajes…como si ninguno fuese ciertamente original, como si el director se encargase de hacer una especie de “refrito” de muchas películas. Personalmente creo que el inmenso talento y el estilo propio del cineasta, acaban con cualquier origen (incluso la posible referencia del titulo “Aquel maldito tren Blindado”); para hacer un film puramente “tarantiniano” cuyos orígenes quedan borrados a base de genialidad.

La historia empieza con la visita del temible y genial coronel de las SS, Hans Landa (Christoph Waltz), a una granja de la campiña francesa en busca de judíos ocultos. Opino que es una de las mejores escenas que ha grabado Tarantino: Comienza usando los códigos de western para pasar a un increíble duelo psicológico que mantiene el Coronel Landa con el granjero Lapadite, haciendo un guiño a esos duelos de deducción que podía mantener Sherlock Holmes en cualquiera de sus aventuras. Ese largo y en apariencia intranscendente dialogo, es pura tensión, gracias al buen hacer del director, que dilata los tiempos con maestría. Desde ese momento ya me tenia ganado.

El argumento se basa en un plan secreto de los Servicios de Operaciones Estratégicos; un pelotón se soldados norteamericanos de origen judíos, al mando del carismático Teniente Aldo Raine (Brad Pitt), se van a internar en la Francia ocupada por los nazis, para, usando técnicas de guerrilla, mermar la moral del ejército alemán. Todo se complica cuando se piensa en este pelotón de soldados conocidos como “Los Bastardos” para un plan en el que se cruzan los destinos de los Bastardos con los de Shoshanna (Mélanie Laurent) la única superviviente de la  matanza ordenada por el coronel Landa en la primera escena, cuyos deseos de venganza unidos al estreno de una película nazi, pueden hacer que en una noche el desarrollo de la guerra cambie para siempre.

A nivel interpretativo, no hay ninguno de los actores que no haga una colosal interpretación: Brad Pitt se mete en el papel de “jefe de grupo” de los Bastardos, dejando enormes escenas para la historia; en cuanto a actrices tuvimos la gran irrupción de la bellísima Mélanie Laurent y la presencia espectacular de Diane Kruger, que cada una en su papel, muestran las características de esas mujeres independientes y luchadoras de los años cuarenta, que tuvieron un papel fundamental en la época. Pero por encima de todos destaca Christoph Waltz y no lo digo porque fue galardonado con el Oscar al mejor actor secundario; sino porque creo que es un papel de gigante, a la altura de los actores más grandes del cine, porque consigue meterse tanto en el papel que ha conseguido que cuando le veas en otra película, se te venga a la mente ese personaje.

Tarantino cuenta la guerra como quiere, porque la usa como trasfondo para contar su propia historia. Por eso no entraré en una valoración del rigor histórico de la película; porque para eso tendría que dejar de ser ficción.

No me creo a aquellas personas que me recuerdan que esta pelicula es violenta y a veces grotesca. Estamos ante una pelicula bélica y de Tarantino y no hay ninguna guerra que no sea violenta y sangrienta; así el director usa su peculiar estilo para mostrar su visión de una de las peores guerras que ha vivido la humanidad.

Así que, recomiendo a todos nuestros lectores que se sienten a ver la pelicula. Si habéis leído con atención, no creo que no sepáis a lo que os enfrentáis: a una autentica obra maestra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s