Que el cielo caiga sobre Sam Mendes

Publicado: 2 noviembre 2012 de Diego Cabanillas en General
Etiquetas:, , , , , , , , , , , ,

Título: Skyfall

Director: Sam Mendes

Guión: Neal Purvis, Robert Wade y John Logan.

Reparto: Daniel Craig, Judi Dench, Javier Bardem, Ralph Fiennes, Naomi Harris, Bérénice Marlohe y Albert Finney.

Música: Thomas Newman

País: UK, EEUU

Duración: 150 minutos

Género: Acción

Aviso, incluyo destripe. No leer si no habéis visto la película. 

Bienvenidos nuevamente al apasionante mundo de las películas Frankenstein. Hoy nos detendremos en la dramática historia del agente secreto 007 en su película Skyfall.

Sam Mendes ha conseguido darle un nuevo toque dramático a la saga del agente secreto. El problema es que lo dramático es la propia película en sí, no lo que le sucede a Bond, James Bond.

Parece que la saga tiene problemas a la hora de fichar directores y que estos logren, en primer lugar, hacer la película algo suyo. En segundo lugar, aceptar cualquier cosa escrita por unos guionistas y hacer una película sobre ello. Si además de eso, tenemos en cuenta el tiempo que han tenido para hacer la película por los problemas financieros que venía sufriendo la Metro Goldwyn Mayer, más razón para volver dando un paso al frente y hacer algo que te haga aplaudir con las orejas.

Destripemos la película:

En Skyfall no pasa eso. Es una película sobre la nada, donde la nada lleva a la nada y donde todo termina en nada. Y es que de poco me importa que le peguen un tiro a James Bond si eso te va a llevar a media hora donde vemos al agente débil, borracho y asqueado de la vida. Y eso es algo que se van a quedar ahí, sin que eso tenga incidencia alguna en el desarrollo posterior. Si además de eso, no lo sabes contar de forma que te importe, pues apaga y vámonos. Pero como esa, miles. Tenemos subtramas como el robo de la lista NOC. Cada semana cinco agentes de la OTAN (WTF?) serán asesinados gracias a esa lista, a esos datos que deben recuperar y no recuperan durante el primer tercio de la cinta. ¿Dónde nos lleva eso? A la nada. ¿Hay urgencia? ¿Se ve necesidad de recuperar el disco duro? ¿Volvemos a saber algo de la amenaza? ¿Sabéis la respuesta? No.

Con todo, y con las pifias el MI6 se ve en una situación comprometida, y el Gobierno, que quiere meter las narices en el servicio secreto británico quiere jubilar a nuestra querida M. ¿Toda esa trama, subida parcialmente sobre los lomos de la misión de James Bond de limpiar las pifias nos lleva a algún sitio? Pues no. Y si M va a una comisión para responder ante el pueblo de la Gran Bretaña por las acciones de la agencia que dirige, lo lógico es darle tensión, dinamismo… Pero no, tenemos a Fatima Bañez diciendo que M es una fascistas y que no pueden ir por el mundo pegando tiros. M la devuelve un rollete sobre la de malos que hay en el mundo y la lee una poesía que nada tiene que ver. ¿Nos lleva todo eso a algún sitio? Pues… no.

El progreso dramático de la cinta esta compuesto por una serie de arcos argumentales sueltos que no conducen a nada y tienen una débil interconexión entre sí. No me sirve para nada ver a Bond con barba de cinco días emborrachándose y apostando a que se bebe el whisky con un escorpión en la mano. En media hora eso no me va a valer para nada, es tiempo tirado. No necesito a Bond en busca de la lista NOC porque eso no me va a valer para nada, solo que como misión secundaria a partir de esta conozca al malo. Pero para eso nos perdemos media hora en un casino para nada, solo para que conozca a cierta persona con acento de algún sitio extranjero (es lo que tiene el doblaje), y dure esa media hora, hasta que llega al cuarto nivel de sueño y conoce al malo.

¿Y qué es el malo en esta película? Otra nada. Es un pavo al que creo que le gustaría disfrazarse de pava, que quiere vengarse de M, pues antes era Agente y ella lo abandonó cuando lo torturaban. Tiene un complejo, y cree que M es como su madre. Y claro, pues es un pavo que está muy loco, o eso parece a veces, pero tampoco es que nos parezca un tío amenazante o que vaya a ser un pedazo de cabronazo que le corte las pelotas a Bond. No. Solamente está muy loco y le gusta llamar la atención. Es lo que le pasa, tiene déficit de atención. Pero no ves ahí un tío que parezca una amenaza, un Joker como querían compararlo, un agente del caos. Nada, sencillamente es un triste que se tiñe el pelo para gustar más en los bares de ambiente y está obsesionado con una débil viejecita.

Y entonces nos vamos al interminable último acto, cuando Bond se lleva a M de la sala del juicio hacía su guarida secreta. Conocemos mejor así el pasado de James Bond que no nos vale para nada, ya que queda perfectamente contextualizado el personaje con la magistral escena de Vesper Vs Bond en Casino Royale. ¿Para qué quiero que Bond vaya a su casa y se encuentre con Alfred y juntos se las tengan que idear para salvar al malo? ¿Tienes una Batcueva y dejas el poco llamativo Aston Martín plateado de los sesenta ahí, enfrente de la casa para que se vea donde estas? En fin, que M y James Bond se van de viaje, para “protegerla”. Pero no la esconde, se monta ahí con Alfred una casa trampa y a M la pone como mujer de último recurso para que la peguen un tiro. El malo llega en helicóptero en plan Apocalypse Now, corren un poco contra la casa, todo se destruye y se van a una iglesia dando un paseo por el campo todos.

En un lago helado de una Escocia verde nuestro alegre Agente Secreto va dando saltitos por la noche… El malo va de paseo y le ve.

– ¿Hombre Bond? ¿Qué haces por aquí?
– Nada, pasaba por aquí.
– Pues nada, estoy viendo como pegas tiros al hielo para escapar y como caes al agua con uno de mis hombres y yo sigo con el paseo.

Y se va a la Iglesia donde está M “protegida”. Y la va a matar, queriendo suicidarse, porque sí. Y llega Bond detrás sin principios de hipotermia y le lanza un cuchillo y muere. Y M muere y acaba todo.

En fin ¿para qué ha valido todo lo anterior? ¿Qué progreso dramático tiene la película? ¿Qué da el malo para que digan que es un gran villano? ¿Qué narices es esto?

Pues la verdad, no lo se. Aparte del festival de oportunidades perdidas de aprovechar ciertas tramas para crear una historia para crear tensión, para que todo tenga una estructura y unos motivos, aquí todo es un mar desperdigado donde no hay coherencia interna. Son retazos desparramados, la historia no tiene un motor, un leit motive. Es como si hubiese unas bujias y a cien kilómetros estuvieran los cilindros. No hay nada.

No se porque Sam Mendes firma esto. ¿Intenta dar profundidad al personaje? Pues lo ha dejado, además de más plano que nunca, sin nada de carga emocional. ¿Quería analizar el mito? Pués no mira con microscopio quien es el agente 007, le da una patada y lo deja gimiendo en una cuneta. Y no hablemos ya de ciertos aspectos que recuerdan a alguna conocida franquicia de videojuegos junto a esa unión entre Bourne, Bruce Wayne y Harry Potter que no va a ningún lado, como esta crítica. Así que para terminar, no entiendo porque la gente por ahí la alaba. ¿Qué gusta? ¿Qué tiene? ¿Qué le ha aportado Sam Mendes a la saga? Y pienso que el mundo hoy en día es la nada, como esta película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s