Melodía Indie en el crudo invierno

Publicado: 7 noviembre 2012 de Álvaro Casanova en General
Etiquetas:, , , , , , , , ,

  • Título: Winter’s Bone
  • Director: Debra Granik
  • Intérpretes: Jennifer Lawrence, John Hawkes, Lauren Sweetser, Sheryl Lee, Kevin Breznahan, Isaiah Stone
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2010
  • Género: Drama / Thriller
  • Duración: 100 min
  • Guión: Debra Granik, Anna Rosellini (Novela: Daniel Woodrell)
  • Música: Dickon Hinchliffe
  • Calificación: 7/10

En los helados bosques de Missouri, la joven Ree Dolly (Jennifer Lawrence) recibe la noticia de que su padre Jessup, nada más salir de prisión preventiva, ha desaparecido misteriosamente. Si  Jessup no se presenta al juicio, Ree perderá la casa y con sus dos hermanos y su enferma madre se verá obligada a vivir en la fría naturaleza. Por tanto, Ree se pondrá manos a la obra y lo dejará todo para localizar a su progenitor.

Desde hace algunos años, la Academia de Hollywood suele colar una película de cine independiente entre las candidatas al Oscar a mejor película. Algunas han obtenido mejores resultados que otras (no olvidemos que En tierra hostil ganó la estatuilla en 2009), pero casi todas han acabado más o menos sepultadas en el olvido.

El caso de Winter’s Bone no dista mucho de esa tesitura. Se trata de una película más que correcta, buena, que se puede disfrutar plenamente durante el poco más de hora y media que dura. Pero poco de ella perdura, no hay escenas memorables, ni frases lapidarias, ni siquiera un mensaje que tenga opciones de calar en el público. Pero seríamos injustos en catalogar a la obra de Debra Granik como una película prescindible. En estos tiempos aciagos para el género western, Winter’s Bone es un ejercicio más o menos cercano a lo que otrora era considerado como la cuna de varias de las mejores películas norteamericanas. No en vano, ya la protagonista muestra indicios serios de que podría aparecer en cualquier obra de los Ford, Peckinpah o Howard Hawks. Ree es un personaje sombrío, con una gran responsabilidad pero que lucha con las pocas fuerzas que le quedan en un entorno hostil. Esto no se podría haber conseguido, lógicamente, de no ser por la gran actuación de una Jennifer Lawrence a la que, decepcionantemente, se la recordará más por su papel en la fastuosa Los juegos del hambre.

La atmósfera con la que Granik dota a su obra es digna de los mejores ambientes crepusculares del Lejano Oeste. Sin pistolas, sin sombreros ridículos, sin arena y sin saloons, pero con muecas despectivas, palabras áridas y mucha mala leche, Winter’s Bone intenta teletransportarnos a una época que en el cine considerábamos ya como irremediablemente perdida. Y es que, pese a que pocos se hayan atrevido con ello, la actualidad también puede ser una digna etapa en la que situar un western. De momento, Winter’s Bone ha dado un paso muy importante. Ahora sólo hace falta un guión más sólido para dar cobertura a tan buenas intenciones que Granik nos proporciona en este notable, pero olvidable, intento de reverdecer viejos laureles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s