Y los sueños ¿Sueños son?

Publicado: 9 enero 2013 de Miguel de la Asuncion en General
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Paprikaposter

Titulo: Paprika, detective de los sueños

Director: Satoshi Kon

Intérpretes:. Animación

Nacionalidad: Japón

Año de Producción: 2006

Guión: Satoshi Kon, Seishi Minakami (Novela: Yasutaka Tsutsui)

Música: Susumu Hirasawa

Duración: 90 minutos.    

Valoración: 8/10

El hombre siempre se ha inquietado por sus sueños. Escritores, artistas, científicos, filósofos, todos tienen sus propias ideas sobre los sueños y su significado. Desde el clásico “Soñar es la actividad estética más antigua” de Borges hasta ese “El sueño es un arte poético involuntario” de Kant, todos apreciamos la belleza del onirismo, el poder de nuestra mente latente de saltarse toda racionalidad y crear mil mundos imaginarios cada noche. Como dijo el escritor irlandés George Bernard ShawVes cosas y dices,”¿Por qué?” Pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo, “¿Por qué no?”.

Esa máxima, esa querencia de transmitir la aportación de los sueños, es llevado a la pantalla por Satoshi Kon, en una película tan falta de coherencia narrativa como sobrante de imaginación, capaz de llegar a los rincones más profundos del alma, pero cerrando la puerta a todo racionalismo. Como en un sueño, los límites entre realidad, sueño, ficción y posibilidad son difusos. Demasiado difusos para todo aquel que use la lógica para guiar su camino.

Por supuesto, hay un guión. Y una historia. Un psiquiatra desarrolla una máquina para  poder meterse en los sueños de los pacientes trastornados. Por desgracia, se lanza cuando todavía está en fase experimental. La máquina es robada y empieza a ser usada con malos fines para destruir las personalidades de los pacientes mientras duermen. Hay que encontrar al culpable, y para eso contaremos con Paprika, una de las doctoras integrantes de este proyecto que sabe moverse como pez en el agua en el mundo de los sueños.

A partir de aquí comienza una auténtica montaña rusa, en la que las historias soñadas y las reales se alternan, se cruzan, se condicionan una a la otra. De estas historias podemos extraer muchas metáforas. El cine, internet, la sociedad, el poder, la moral, e incluso el amor son temas que se tratan y se sueñan. Y que cada uno extraiga sus propias conclusiones.

sueño real

El hilo argumental va continuando su camino, contraponiendo la historia real (Representada por el centro psiquiátrico: Frío, estéril, donde la inteligencia y la lógica tienen su razón de ser) a la historia onírica (Desfiles de peluches, cambios bruscos de escenarios, referencias mitológicas) hasta que ambas historias se entrelazan y se adhieren la una a la otra.

Aquí, por supuesto, estaremos como en la Fórmula 1. Si parpadeamos un segundo probablemente nos lo habremos perdido. No vale preguntarse por que. No vale intentar explicarlo. No vale sacar el concepto de una filosofía. La película es un sueño llevado a la gran pantalla. Hay que visualizarlo y sentirlo. Sin más, pero tampoco sin menos.

Mientras lo hacemos, disfrutaremos de la gran animación de Satoshi Kon, con sus tintes surrealistas (Como esas grandes referencias a la materia dura y blanda de Dalí) y de unos escenarios cargados de personalidad y de fuerza. ¿Quién dijo que la animación era incapaz de transmitir? Probablemente en Japón conozcan su poder más que en ningún otro sitio. Dejemos a un lado nuestros prejuicios. Pongamos la mente en blanco. Aceptemos lo que venga. Y divirtámonos.

paprikaaaaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s