De_oxido_y_hueso-381340275-large

Titulo: De óxido y hueso

Director: Jacques Audiard

Intérpretes:. Marion Cotillard, Matthias Schoenaerts, Céline Sallette, Bouli Lanners, Alex Martin, Corinne Masiero, Tibo Vandenborre

Nacionalidad: Francia

Año de Producción: 2012

Guión: Jacques Audiard, Thomas Bidegain (Novela: Craig Davidson)

Música: Alexandre Desplat

Duración: 120 minutos.  

Valoración: 8/10

Decía el historiador Thomas Carlyle que “El hombre ha nacido para luchar, y es como se le define mejor: Diciendo que es un guerrero nato y que su vida desde al principio al fin no es sino una batalla”

Ese es el carácter de este film: luchador, de caerse y levantarse. De perder y recuperar. De romper y recomponer los pedazos.

A veces está bien que el cine nos dé una dosis de realidad. Que nos cuenten que no todo es bonito, que se dejen de situaciones irreales con música de fondo, que el sufrimiento también se muestre en pantalla. A veces es bueno alejarse de esa idea utópica que tenemos de que, en pantalla y durante un par de horas, los buenos tienen que ser muy buenos, los malos tienen que ser muy malos y los guapos tienen que acabar juntos y comiendo perdices.

De óxido y hueso presenta eso como baluarte: Es dura, descarnada, realista a más no poder. Alí junto con su hijo Sam debe refugiarse en casa de su hermana, a la que no ve desde hace muchos años. En un momento dado conoce a Stephanie, una domadora de orcas, y sus historias se entrelazarán.

foto-de-oxido-y-hueso-6-997

Stephanie, interpretada de forma magistral por Marion Cotillard, pierde ambas piernas. La desesperación se apodera de ella, las fuerzas la abandonan. Sufre, y nosotros sufrimos con ella. De repente, Alí, un desconocido, será quien la empiece a dar fuerzas para luchar contra su desgracia y tratar de salir adelante.

Por otro lado tenemos al propio Alí, que, sin duda, ha pasado por bastantes penurias en la vida, y que es pura superficie. Como un animal, satisface sus instintos, pero parece totalmente incapaz de sentir. Incluso para con su propio hijo. Aquí tenemos una interpretación también difícil y también muy bien hecha de Matthias Schoenaerts.

Entre ambos personajes surge una historia. Primero, una amistad. Luego, algo más físico. Ambos personajes se apoyan el uno en el otro. No hay música de fondo, no hay efectos especiales, no hay mariposas en el estómago. Es la cotidianidad de ambos juntos lo que va creando la magia. Todo ello filmado de una forma sublime, con una gran variedad de recursos técnicos, y sin reparar en detalles. La cinta no ahorra en violencia, en sexo o en dureza. A quien no le guste, que no mire.

El dúo protagonista lleva la voz cantante y nos permite identificarnos con la historia. Sufriremos con la falta de tacto de Alí y nos costará levantarnos cada día junto a Stephanie. Toda escena entre ambos, aunque sea un diálogo de apenas tres frases, aporta algo. Mención especial merecen las escenas de alcoba, donde una Marion Cotillard sin piernas está más sensual que nunca.

Y finalmente, por supuesto, el gran fallo, que priva a esta película de que este humilde redactor la otorgue un sobresaliente. El final. Unos diez últimos minutos resueltos de forma fácil y tópica. Ya veis, un largometraje cuya fuerza radica en huir de lo hollywoodiense, al final se ampara en ello, suponemos que para no recibir los abucheos de un público al que, digo yo, alguna vez habría que hacerle ver un final distinto, a ver como reacciona.

De-óxido-y-hueso-2

comentarios
  1. Álvaro Casanova dice:

    Estoy de acuerdo con lo del final, una película como ésta se merecía algo bastante más duro.

    Por cierto, si te gustó esta tienes que ver ‘Un profeta’, de este mismo director. Buen drama carcelario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s