Posts etiquetados ‘der ganz gosse traum’

Unidos-Por-Un-Sueño

Titulo: Unidos por un sueño

Director: Sebastian Grobler

Intérpretes:. Daniel Brühl, Burgart Klaubner, Justus Von Donanyi, Kathrin Von Steinburg, Thoms Thieme

Nacionalidad: Alemania

Año de Producción: 2011

Guión: Sebastian Grobler, Philipp Roth

Duración: 113 minutos.  

Valoración: 8/10

Aunque a día de hoy algo así nos parezca impensanble, o incluso pretencioso, el gran Albert Camus decía hace años “Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol”

Basada en una historia real, Unidos por un sueño nos muestra como se introdujo el arte del balompié en Alemania. A finales del siglo XIX el profesor Konrad Koch (Daniel Brühl) alemán que ha estudiado en Harvard, es contratado en una escuela alemana para nobles como profesor de inglés, en aras de preparar a los jóvenes estudiantes para salir al amplio mundo que se presenta por la época.

Koch es un renovador, un hombre que trae ideas frescas y novedosas a los caducos alemanes, que aun viven anclados en el pasado. Su temperamento choca tanto con los directivos de la escuela como con los alumnos. Y para llegar a las jóvenes mentes a las que tiene que enseñar encuentra una sola manera: El fútbol.

unidos-por-un-sueno

Los chicos, entusiasmados, se entregan con auténtico fervor a este nuevo juego. Hasta que les pillan practicando este deporte. Veremos entonces un auténtico enfrentamiento, todas las penurias por las que pasan Koch y los chicos para poder seguir practicando este deporte.

En el fondo, el fútbol es lo menos importantes. Lo grande es lo que nos transmite. Los alemanes, con capacidad para reírse de sí mismos, nos presentan una gran sátira sobre el cambio, la modernidad, la adaptación y la flexibilidad. Sobre como los valores alemanes, que permiten a la nación gobernar desde hace años los destinos del Viejo Continente, a veces juegan en su contra. Y como la innovación no siempre es mala.

El fútbol, por su parte, es minimizado a sus valores primigenios, algo que en estos tiempos es de agradecer. Sin popularidad mediática, sin grandes medios, sin dinero y prácticamente sin material. Solo unos cuantos jugadores, un par de porterías hechas con las primeras ramas lo suficientemente largas que uno se encuentra y las ganas de jugar. Solo el compañerismo, el juego en equipo, la solidaridad, la equidad que permite. Recordamos, en una época en la que lo hemos convertido en un negocio, que no es más que un juego. Y como todos los juegos, es divertido.

También es curioso el papel que representa Inglaterra en este film. Pese a la gran oposición histórica germano – británica, Inglaterra aparece como la gran renovadora, la de mente abierta. Desenfadados, alegres, sencillos. Todo lo opuesto a los alemanes. Precisamente por esa oposición, aparecen más felices. Como he dicho, la capacidad de reírse de si mismos es algo bueno que tienen en el centro de Europa. Pero sin duda, no dejarán pasar la oportunidad de ver esta fábula como una oportunidad para mejorar y para superar sus defectos. Un film muy recomendable.

2269350_3_ku-Der_ganz_grosse_Traum_3