Posts etiquetados ‘Reino Unido’

  • Título: Stardust
  • Director: Matthew Vaughn
  • Intérpretes: Charlie Cox, Claire Danes, Michelle Pfeiffer, Robert de Niro, Mark Strong, Sienna Miller
  • País: Reino Unido
  • Año: 2007
  • Género: Fantástico
  • Duración: 130 min
  • Guión: Jane Goldman, Matthew Vaughn (Novela: Neil Gaiman)
  • Música: Ilan Eshkeri
  • Calificación: 7,5/10

A la hora de ver Stardust hay que tener una cosa clara: es imprescindible dejarse atrapar por la atmósfera fantástica que desde el primer minuto inunda la pantalla. Abstraerse de prejuicios y disfrutar de esta buena película es el mejor consejo posible. De lo contrario, llegaríamos a denostarla por ser precisamente lo que pretende: un relato de hadas como de los que ya quedan pocos en el séptimo arte.

Embarcarnos en Stardust es gozar de lo irreal, lo maravilloso, de un guión muy alejado de lo visceral para situarse en ese lugar del corazón que muchos ya creíamos perdido en lo más recóndito de nuestra infancia. Porque ver Stardust es volver a ver héroes camuflados en humildes ciudadanos, brujas malvadas, bellas damiselas que necesitan ser rescatadas, hombres poderosos que ansían aún más gloria, amén de una retahíla de monstruos animados que siempre nos han provocado risa y dolor de cabeza a partes iguales.

No, definitivamente Stardust no parece el producto más original que se haya creado… Hasta que terminamos de ver la película. Es entonces cuando nos damos cuenta de que las dos horas se han pasado volando, de que nuestro cerebro ha sido catapultado a ese extraordinario mundo de Stormhold, donde Tristán Thorn busca un regalo para su amada que acabará redundando en él mismo. Como en los añejos relatos de El Barco de vapor, aquí nada es lo que parece, en cualquier momento un personaje puede disparar un rayo o ser convertido en una rata, ya que todo está construido en base a que la imaginación es el más bello don que ha podido tener el ser humano.

No debemos olvidar, por tanto, que estamos ante una película para todos los públicos. Sin sangre, sin vísceras, sin sexo, sin nada que violente la mente de los más jóvenes. Y a pesar de ello, siguiendo la estela dejada por Pixar, en ningún momento resulta edulcorada, ñoña o tópica. Cualquiera puede verla, y cualquiera puede estar sujeto a las consecuencias que de ella se desprendan: nostalgia, felicidad, alegría, amor, aflicción, melancolía, esperanza… Una pléyade de sentimientos que en muchos espectadores confluirán de manera irremediable. Pero para ello hay que tener alma, afán de soñar, anhelo de volver a una época perdida. Absténgase los inhumanos, bienvenidos sean los aventureros. A vivir se ha dicho.

  • Título: Jane Eyre
  • Director: Cary Fukunaga
  • Intérpretes: Mia Wasikowska, Michael Fassbender, Jamie Bell, Judi Dench
  • País: Reino Unido
  • Año: 2011
  • Género: Drama de época / Romántica
  • Duración: 115 min
  • Guión: Moira Buffini (Novela: Charlotte Brontë)
  • Música: Darío Marianelli
  • Calificación: 6/10

Por todos es sabida la predilección de los británicos por los dramas de época. Las espadas, los caballos, el cortejo, las buenas palabras, los verdes paisajes… Todo ello forma parte de este cóctel que siempre ha dado muy buenos resultados al cine comercial, tanto a nivel de público como de crítica, conquistando el corazón de muchos espectadores con obras como Barry Lyndon , Lo que queda del día o la más reciente Orgullo y Prejuicio.

Bajo estas premisas nos llega ahora Jane Eyre, la historia de una joven con un turbulento pasado de malos tratos y de renegación por parte de su propia familia. El comienzo de la película nos muestra a Jane corriendo a través de unos neblinosos y vastos campos británicos, hasta que se topa con una casa. En ella, el misionero John Rivers le ofrecerá cobijo y un trabajo como profesora. Paralelamente al relato principal, diversos flashbacks nos ayudan a construir la dura infancia de la joven, así como su paso por Thornfield House, donde trabajó como institutriz.

La enésima adaptación de la exitosa obra literaria de Charlotte Brontë no ha resultado, sin embargo, tan óptima como se podría esperar. Al igual que el libro, las venturas y desventuras amorosas de Jane nutren la mayor parte de las escenas, pero el tratamiento que a ellas se les da no dista demasiado de todo lo que hemos visto en el género a lo largo de la historia del cine. Tampoco ofrece una nueva visión de la protagonista, que posiblemente alcanzó su cénit en la gran miniserie televisiva de 2006.

A pesar de todo, considerar a Jane Eyre como una mala película sería faltar a la verdad. La obra de Fukunaga fluye de manera más que correcta, alternando hábilmente el relato principal con el pasado. El casting escogido es muy notable, destacando especialmente el sobrio papel que desempeña Fassbender como Edward Rochester, que ofrecerá las pinceladas más tristes y melancólicas de toda la cinta. Wasilowska, en su papel de protagonista, consigue transmitir muy pocas emociones, lo cual en otra película sería un punto negativo, pero en el caso de Jane Eyre podemos decir que casa bastante con lo que su actuación requería.

Así pues, Jane Eyre es ciertamente recomendable en el caso de no haber disfrutado del libro o de cualquiera de las versiones cinematográficas posteriores. En caso contrario, pasará muy de puntillas por el escaso atrevimiento de su director en ofrecernos algo distinto a lo que hemos podido ver en el cine sobre la Inglaterra del Siglo XIX.