JCVD

Publicado: 24 diciembre 2008 de Diego Cabanillas en Críticas
Etiquetas:,

Y la crítica ensalza una película de Van Damme…

Tenía ganas de ver esta cinta. De pequeño podía tragarme cualquier cosa del actor belga. Era joven, débil e ingenuo; pero me lo pasaba razonablemente bien observando su agilidad para dar patadas en el aire dejando inconscientes a los malos. Pero crecí, y mientras yo crecía su carrera decrecía. Un boom de dos películas para posteriormente repetir clichés, personajes y tramas, compartiendo este cine con otros seres de su misma especie, llamese Steven Seagal o el mismísimo Sylvester Stallone tocando fondo varias veces. 

No nos engañemos, nunca se ha acercado minimamente a lo que podría ser considerado un actor mediocre, y ahora en horas bajas se ha marcado esta cinta independiente europea donde se supone que realiza un ejercicio de intronspección. Pero no os engañéis, esta cinta no va más allá del simple anecdotario cinematográfico. No es una buena película ni a Van Damme lo podemos comparar con Marlon Brando, simplemente es algo minimamente curioso que ni me ha conmovido ni me ha llevado a decir que esta película es lo que no es. Y es que es una cinta sumamente idiota. 

Que sí, que Van Damme abandona sus guiones de “malo mata a familia de bueno y bueno se venga a base de patadas voladoras”, que puede que se ria de si mismo y de lo que ha representado en el cine, pero pese a lo que nos quieran vender esta cinta no tiene chicha, es plana y por momentos cada vez más ridícula. 

Van Damme se interpreta a sí mismo de forma bizarra, intenta justificar todas las ofensas que ha hecho a la palabra cine y trata de encontrar ahora una dignidad que para mí puede tener y para muchos (cualquier persona en su trabajo es digna y Van Damme ha sido un icono del cine de sudor y cerveza que genera simpatías entre muchos amantes del cine), pero no lo termina de hacer del todo bien. Y es que su propio yo en la película es una especie de caricatura de sí mismo que no funciona, que esta mal planteada y que no queda bien integrada en lo que podemos suponer que pretendía Van Damme cuando acepto llevar adelante este trabajo.

Dicen que en esta actuo bien...

Dicen que en esta actuo bien...

Si no fuera por la mera curiosidad esta cinta se iba directamente a la basura. La ligera expectación que generó por la curiosidad de ver como Van Damme decían que hacía un buen papel, esta totalmente desproporcionada con respecto al resultado final de la cinta. No es una cinta experimental que vaya a cambiar los canones del cine, no es una cinta de vanguardia que se pueda ensalzar por sus valores cinematográficos. No, tan solo es una comedia “chorra” francesa más cercana a ser un virus que un divertimento y que encima tiene el lujo de lucir una fotografía que debería estar penada por el tribunal de La Haya.

Nota: 3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s